En Japón también alaban a Dios a través del heavy metal

Portada del último disco de Imari Tones

Muchos son los cantantes solistas y los grupos de música cristiana en España y en todo el continente americano. Incluso en este género han existido grupos de Sudáfrica como Tree63, los cuales se separaron en 2009 y cuyo cantante, John Ellis, ha comenzado recientemente su carrera en solitario.

Lo que puede sorprender es que surjan iniciativas de música cristiana en países asiáticos, donde el índice de población que profesa cua

lquiera de las confesiones cristianas es muy inferior al de otros credos. En este sentido hemos de hablar de Imari Tones, un trío musical que se considera la primera banda de heavy metal cristiano de Japón.

Su último álbum, que se puede comprar por internet por 9.99 dólares, salió a la calle en octubre de 2010 bajo el título “La victoria en Cristo”. Su primer single se titula “El jinete de la fe”. En la portada del disco se puede ver un dibujo manga en el que aparece un joven que en su mano derecha porta una guitarra eléctrica y en su izquierda agarra un crucifijo.

El objetivo de Imari Tones, como explican en su sitio web, es el de “llevar a Jesucristo a la cultura japonesa”. Según explica Tak, vocalista, “una banda cristiana de Japón suena casi como una broma, ya que la mayoría de la gente en Japón es budista o atea”.

Entre los cristianos de su país natal han causado furor y el próximo viernes 22 de abril arrancarán una gira de un mes por los Estados Unidos recorriendo diferentes ciudades.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=PnJfDEbhm1s]

Pese al crecimiento del número de seguidores, Imari Tones tienen claro que el anuncio del evangelio es la base de su trabajo y que “nuestro objetivo no es el éxito del negocio económico. No estamos persiguiendo la gloria en este mundo. Estamos persiguiendo la gloria de Dios. Deseamos que Japón abrace el cristianismo”, afirma Tak.

Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*